Please Go to Settings and Configure Slideshow

4 Mayo 2015

Articulo

 

Pesticidas. Escuelas. Niños. Guarderías. Gente. Cucarachas

 

 

Vicki Thomas

Colaboradora en DRJ


Estas palabras simplemente no concuerdan. Ahora imagine que usted es un padre de un niño que asistió a una escuela local de Ottawa, Ontario que fue fumigada con un pesticida que se considera tóxico y prohibido para uso en interiores. Imagine que usted se enteró de esta fumigación sólo después de que ocurrió y su hijo llegó sorpresivamente de la escuela por enfermedad con los ojos llorosos, dolores de estómago y dolor de cabeza.

El 11 de abril, Rentokill rocía la escuela pública Charles H. Hulse con Konk 400 que contiene propoxur. El Consejo Escolar del Distrito de Ottawa-Carleton no logró alertar a los padres, profesores y demás personal de la escuela acerca de esta fumigación programada. Fue sólo después de que los niños, maestros y otros empleados de la escuela comenzaron a presentar síntomas similares que se plantearon las campanas de alarma.

"Mis hijos habían ido a la escuela durante toda la semana y yo no tenía idea de que la escuela había sido fumigada", dijo la madre de Ottawa Melissa Rutledge. "Estoy un poco decepcionada por eso." (Cbc.ca)

Para empeorar las cosas para el consejo escolar, resulta que a los operadores de la guardería Andrew Fleck, que opera dentro del recinto, no se les dijo que la escuela tenía un problema de cucarachas. Esta guardería se trasladó a la escuela en febrero y sólo después de esta fumigación tuvo que enterarse de que la escuela pública Chales H. Hulse ha estado lidiando con un problema de cucarachas durante un año y medio.

"Esto no nos hace sentir bien, porque queremos asegurarnos de que siempre estamos proporcionando un ambiente seguro", dijo. "Obviamente, nos habríamos apreciado mucho que la escuela fuera más comunicativa, de esta forma habríamos comunicado a los padres de la situación. Esto es todo lo que los padres preguntan: ¿Este es el lugar correcto para mi hijo?, dijo el director ejecutivo de la guardería Kim Hiscott. (Cbc.ca)

Desde una mirada inicial, esta pequeña muestra de la situación pone de relieve lo importante que es comunicarse con todos los involucrados. Un error inicial de comunicación ha dejado funcionarios de la junta escolar y a su personal luchando para responder preguntas y hacer frente a una escuela contaminada. Han pasado ya dos semanas más tarde, y la escuela permanece cerrada. Los estudiantes, profesores, empleados y la guardería han tenido que trasladarse a otra escuela en el área - causando más interrupciones para todos los involucrados. El error inicial de comunicación y planificación ha resultado en gastos adicionales para mover los estudiantes y el personal y para limpiar la escuela contaminada.

Como esta historia sobre la fumigación de Konk 400 en una escuela suscitada durante el último par de semanas, salieron a relucir más detalles... Resulta que otras dos escuelas en Ottawa también fueron fumigadas con este pesticida y hemos aprendido más sobre Konk 400 y propoxur:

Propoxur, que ha sido prohibido para uso en interiores en los Estados Unidos desde 2007, fue re-evaluado por Health Canada. El año pasado, se determinó que el plaguicida no se debe utilizar en el interior, incluso en las escuelas y guarderías, por razones de seguridad. Se dio a la industria dos años para cumplir con la nueva regulación, lo que significa que sigue siendo legal para su uso en interiores hasta 2016.

El uso de pesticidas en las escuelas públicas de Ottawa, ahora objeto de varias investigaciones a nivel local, provincial y federal, está levantando preguntas sobre por qué, en una ciudad en la que los pesticidas están prohibidos para el césped y el uso del jardín, estaban siendo utilizados para el control de cucarachas en aulas, incluyendo una guardería donde los niños juegan en el suelo.

También plantea preguntas acerca de por qué, si el Ministerio de Salud de Canadá había determinado que no se debe utilizar en interiores, había que esperar dos años para que la regulación tenga efecto, en lugar de ser inmediato.

Un portavoz del Ministerio de Salud de Canadá dijo que se continúa investigando "si hubo una violación de la Ley de Productos para el Control de Plagas." (Ottawacitizen.com)

De nuevo, esto se resume en comunicación y la claridad. Los detalles sobre el uso de pesticidas y específicamente Konk 400 que contiene propoxur son muy poco claras y esto ha dado lugar, obviamente, a su mal uso y manejo. Para complicar aún más las cosas, la Junta Escolar del Distrito de Ottawa-Carleton dice que su personal no aprobó el uso de Rentokil de este plaguicida en sus escuelas.

"Según nuestro acuerdo ellos deben avisarnos acerca del producto que van a utilizar antes de hacerlo", dijo Carson. "Parece es eso no ocurrió cuando cambiaron el producto y eso es lo que estamos investigando.", Dijo el superintendente de instalaciones de la Junta Escolar del Distrito de Ottawa-Carleton, Mike Carson. (Cbc.ca)

Pero para seguir empeorando las cosas, esto es lo que Rentokil tiene que decir:

Glen Boyet, portavoz de Rentokil América del Norte, dijo que su empresa cumple con todas las normas y procedimientos de etiquetado al aplicar pesticidas. Pero Boyet no podía hablar de los detalles del contrato con la junta escolar porque el empleado asignado a Ottawa quien tiene el contrato está de día feriado. Aunque dijo que la compañía está investigando.

"No no podría establecer si esa aprobación fue tanto requerida y/o obtenida", dijo Boyet. (Cbc.ca)

Desde la perspectiva de la continuidad del negocio, este incidente es un desastre. Para la Junta Escolar del distrito de Ottawa-Carleton, El Ministerio de Salud de Canadá y Rentokil hay muchos pasos en falso que han culminado en niños enfermos, un centro de cuidado infantil infectado, el tiempo y el dinero gastado para mover a los estudiantes y el personal, los padres molestos y preocupados, y la confusión absoluta sobre lo que se hizo realidad y los que aprobaron esta acción.

Entonces, ¿qué se podría haber hecho de otra manera? Honestamente, esta es una pregunta difícil de responder - ya que realmente no sabemos dónde se produjeron inicialmente los errores. Esto, en sí mismo, hace hincapié en la necesidad de implementar la continuidad del negocio en toda organización, incluidas escuelas, empresas, agencias gubernamentales y otras organizaciones. Este es un incidente en el que estamos viendo tres organizaciones muy diferentes: una escuela, un departamento de gobierno y una empresa privada que no estaban preparados y listos para una interrupción.

Para leer más sobre este incidente, vaya a los siguientes enlaces (en inglés):
Rentokil investigating insecticide spraying at Ottawa schools (cbc.ca)
Adult, Rideau High Schools Sprayed with Insecticide (cbc.ca)
School board launches probe into use of unapproved pesticide in Ottawa schools (ottawacitizen.com)
‘Kids can’t even bring peanut butter to school and they used Propoxur?’: Exterminator (ottawacitzen.com)