19 Ene 2016

Articulo

 

Planificación Estratégica vs. Realidad Operacional

 

 

Timothe Graziani

Gerente División Continuidad del Negocio en Banco Popular Dominicano


Timothé es profesional certificado MBCI, es Gerente de la División de Continuidad del Negocio del Grupo Popular en la República Dominicana. Está a cargo de la implementación del Programa de Gestión de Continuidad del Negocio para el Grupo y sus filiales de acuerdo a la norma ISO y las mejores prácticas de la industria. Antes de esa función, fue Consultor Senior en Gestión de Riesgos y Continuidad del Negocio en Riskality y GBM, sirviendo a organizaciones públicas y privadas en Centroamérica y en el Caribe.

Cuando se trata de implementar un programa de Gestión de la Continuidad del Negocio (GCN) en una organización, en muchos casos nos enfocamos sobre las orientaciones y filosofías clásicas de las empresas de nuestras industrias y los esquemas estándares del sistema de GCN (por ejemplo la norma ISO22301).

Un Banco se enfocará mucho sobre cumplir con sus requerimientos regulatorios mientras una empresa de manufactura querrá asegurar la continuidad de su cadena de suministro.

En todos los casos aplicamos y ejecutamos de forma clásica las etapas de nuestro programa de GCN incluyendo el Análisis del Impacto en el Negocio (AIN), la Evaluación de Riesgos (ER), el Diseño de las Estrategias de Continuidad del Negocio y la implementación de los planes con sus pruebas.

Sin embargo ¿la continuidad del negocio debería ser tan clásica en cuanto a su implementación? ¿O debería enfocarse en sus prioridades o las realidades operacionales de su organización?

De ninguna manera, un enfoque o filosofía única para la implementación de un programa de GCN nos será benéfico. Una organización debería tomar en cuenta sus estrategias (planificar su futuro) y su realidad operacional (vivir el presente).

Ahora, ¿cómo ese análisis nos puede servir? La GCN no es solamente un tema regulatorio y tampoco un “hobby”. La GCN tiene todo su valor en la capacidad que una organización recibirá para proteger y asegurar la continuidad de sus operaciones.

Mientras ejecutamos los pasos clásicos de implementación de un programa y un sistema o programa de GCN, es indispensable que nos involucremos en el terreno y en la protección de nuestras operaciones.

¿Cuáles podrían ser las 3 prioridades operacionales de nuestras actividades como encargados de la Continuidad del Negocio?

 

Gestión de Crisis

El proceso de gestión de crisis en una organización debería ser nuestro primer plan y prioridad. Independientemente de todos los otros aspectos de la GCN, ese plan permitirá a la organización enfrentarse con cualquier evento mayor que sea operacional, financiero o reputacional. No se requiere AIN o ER para crearlo. Ese proceso requiere además el involucramiento de la más alta dirección de nuestra organización, lo que puede asegurar más efectividad y consciencia para la implementación de los pasos siguientes dentro de nuestro programa.

 

Desastre Natural

Todos los países están expuestos a unos eventos naturales que pueden impactar de forma muy importante nuestras operaciones. ¿Qué tenemos al día de hoy para prepararnos, responder o gestionar las consecuencias de ese tipo de desastres? ¿Existe algún plan o proceso? ¿Tenemos un equipo listo para asegurar la gestión de emergencias? Si no tenemos algo al respecto, cualquier sea nuestro enfoque como encargados de la Continuidad la del Negocio, la realidad de nuestro ámbito natural debería ser nuestro primer requerimiento “regulatorio”.

 

Pruebas y Ejercicios

¿Y si ya tenemos nuestros planes? ¿O un programa que estamos ejecutando? Un plan de Continuidad del Negocio no puede existir sin un ejercicio o una prueba del mismo. Una vez los planes han sido implementados, la ejecución de los ejercicios es clave para asegurar la continuidad de nuestro negocio. Un cronograma preciso, unos escenarios bien definidos y una buena sensibilización del personal nos permitirá sacar provecho de esas pruebas. Con un enfoque sobre esa etapa de nuestro programa, garantizaremos la buena recuperación de nuestras operaciones con un personal entrenado y preparado.