02 Jun 2017

Artículo

 

ROMPIENDO LAS BARRERAS DE CONTINUIDAD DEL NEGOCIO CON LA GESTIÓN DE INCIDENTES

 

 

Ted Marquardt

 

Product manager para Sungard Availability Services. Con 20 años de experiencia en desarrollo de software, él aprecia lo valioso que es colaborar con los clientes y entender el trabajo que necesita hacerse.

La tecnología está cambiando la velocidad y precisión con la que la información es recopilada, analizada y utilizada. Las relaciones son fundamentales para esta evolución tecnológica, ya que establecen una conexión entre los datos relacionados, que resulta en información útil, producto de esa relación, y así empoderarlo para tomar acción y decisiones oportunas e informadas. Este cambio tecnológico a la interconectividad ha impactado la mayoría de áreas profesionales y personales de nuestras vidas, y como profesionales de continuidad del negocio, el manejo de los incidentes no debería ser una excepción.

Es importante ser capaz de administrar su diccionario de datos, dependencias ascendentes y descendientes, evaluaciones de análisis de impacto y planes de recuperación. Con la zapata de la Continuidad de Negocios establecida, usted puede construir una poderosa plataforma interconectada con la Gestión de Incidentes.

Ya sea respondiendo a eventos adversos o realizando pruebas, necesita ser capaz de identificar de manera precisa la magnitud de un incidente y coordinar sus esfuerzos de recuperación en forma oportuna. Los datos que necesita para tomar estas decisiones deberían existir dentro de su sistema de registro de Continuidad del Negocio. Una gestión adecuada de incidentes aprovechará estos datos – las dependencias que defina, las RTO y puntos críticos evaluados, y las tareas detalladas en los planes que construyó. Transformar datos relacionados a Continuidad del Negocio en información oportuna y viable es lo que trata la Gestión de Incidentes.

 

El Reto de la Continuidad del Negocio: Barreras en la Gestión Efectiva de Incidentes

Cuando hablamos de los puntos críticos que los profesionales de Continuidad del Negocio experimentan con respecto a la Gestión de Incidentes, ya sean eventos actuales o ejercicios de pruebas, el tema resonante es enfrentarse a las barreras - impedimentos que afectan los esfuerzos de recuperación al momento del incidente o prueba y obstáculos que hacen difícil evaluar y mejorar la efectividad del plan de Continuidad del Negocio. Algunas de las barreras más comunes que profesionales de continuidad del negocio afrontan incluyen las siguientes:

  • Datos desconectados: aplicaciones autónomas y aisladas como Word, Excel o Sharepoint atrapan datos en silos donde no puede aprovecharse completamente en el momento del incidente. Además, puede haber una desconexión entre las áreas de Continuidad del Negocio y Recuperación de Desastres, en las que se puede aprovechar los datos compartidos realmente promovería la continuidad de las operaciones.

  • Esfuerzos de recuperación descoordinados: El flujo de información es crucial durante un evento o prueba. La incapacidad para coordinar quién está haciendo qué y cuándo, resulta de no tener una estructura de mando centralizada contemplado en los esfuerzos de recuperación de entidades relacionadas. Sin un flujo de trabajo común e integrado de respuesta de incidentes, los equipos de primera respuesta no son informados en forma oportuna, y los equipos de manejo de incidentes están desconectados.

  • Planes desfasados y engorrosos: Un obstáculo para los esfuerzos de recuperación oportunos pueden ser los mismos planes. Cuando se requiere que los equipos de respuesta revisen documentos PDF o páginas en un archivador para identificar las tareas que necesitan realizarse, se desperdicia tiempo valioso. ¿Y si el plan en PDF o papel está desactualizado? No es insólito que los planes sean abandonados debido a estas cuestiones ... justo cuando más se necesitan. El personal de respuesta necesita estar armado con un conjunto específico de tareas actualizadas.

  • Post - mortem que consumen mucho tiempo: Durante un incidente real o ejercicio de prueba, se puede aprender mucho sobre la efectividad de su programa de recuperación. Desafortunadamente, la recolección y el análisis de esta información puede ser un proceso que consume mucho tiempo y requiere muchas horas hombre. Los problemas y brechas identificadas pueden perderse en mensajes electrónicos y notas manuscritas, y los resultados rastreados en hojas de cálculo pueden ser difíciles de compilar. Es necesario ser capaz de abordar las lecciones aprendidas de manera oportuna para mitigar el riesgo futuro.

 

Problemas grandes y pequeños ocurren a diario. Sin importar el tamaño y frecuencia, resolver un problema recae en entender los “conocidos inmediatos”: ¿QUÉ ha sido impactado? ¿DÓNDE ha ocurrido el impacto? ¿QUIÉN puede resolver el problema? ¿CÓMO resolvemos el problema? Como profesional de Continuidad del Negocio, usted ya sabe las respuestas a estas preguntas en su diccionario de datos y planes. Es por esto que usted hace el trabajo duro para mantener un sistema de registro y mantener actuales y factibles sus planes de recuperación.

Aun así, cuando ocurre un incidente o cuando se trabaja en una prueba, el tiempo no sería bien utilizado buscando en sus diccionarios de datos o planes mientras intenta administrar los recursos de respuesta y coordinar los esfuerzos de recuperación. Lo que desea es aprovechar los datos interconectados que usted y sus planeadores trabajaron tan duro para mantener y transformar en información oportuna y útil a su alcance.